Historia de la cremallera

09.12.2021

Es casi seguro que si echamos un vistazo a nuestro armario ropero y a nuestro zapatero, nos encontremos con muchas cremalleras en nuestra ropa y calzado (Tradicionalmente, se utilizaban botones o cordones para cerrar prendas). Este pequeño mecanismo, hoy frecuente y ampliamente usado en casi todo el mundo, tiene su pequeña historia:

Todo empezó en el año 1851. Su desarrollador fue un hombre llamado Elías Howe, que patentó lo que sería hoy en día el predecesor de la cremallera, y que consistía en un pequeño artilugio que permitía cerrar de forma continua una pieza de ropa. Aún así, la novedad fracasó antes de tiempo y no llegó nunca al mercado.

Al cabo de unos cuarenta años se desarrolló otra idea, esta vez en manos de Whitcomb L. Judson. El objetivo era encontrar la manera de sostener el calzado a través de ganchos.

La cremallera usada hoy tiene ojos y ganchos (dientes) en los bordes de la abertura. Al desplazar un cursor en el sentido de la abertura, este traba los dientes cerrando así la abertura. Fue inventado en St. Catherines, Ontario, Canadá, por Gideon Sundback,​ quien había nacido en Suecia y emigrado a Canadá. Fue empleado de W.L.Judson y se casó con la hija de este. Inventó el Hookless Fastener en 1913, lo patentó en 1917 como el "sostenedor separable", y ayudó a Judson a mejorar la cremallera. 

Basándose en la primeriza idea, la desarrolló para mejorarla y conseguir convertirlo en un producto útil de verdad. En las décadas siguientes se fue haciendo muy popular, agrandándose su uso en todo tipo de ropa, sobre todo en pantalones masculinos y ropa de niños. Es conocida por varios nombres, siendo los más famosos: cremallera, cierre, zipper y éclair.

• ¿Qué usos tiene?

Básicamente se podría resumir en dos ámbitos principales, que serían la ropa y los equipajes (por ejemplo mochilas o maletas). También es bastante frecuente verla en las escuelas, pues son muchos los niños y niñas que usan estuches de cremallera para guardar lápices y bolígrafos.

Sirve para unir dos partes de una pieza, como por ejemplo poder cerrar un abrigo o parca para que no entre el aire y mantener así el calor corporal, poder cerrar un vestido por detrás, etc. Existen tal cantidad de materiales y tipos de cremalleras que algunas  quedan totalmente invisibles (por ejemplo: las cremalleras que suele haber en los cojines del sofá, generalmente no se ven).

Otro ejemplo (y quizá el más famoso) es el de la bragueta de los pantalones. Aunque al principio era más para facilitar a los hombres que pudieran ir a orinar de una forma más rápida y cómoda, hoy en día son muchos los pantalones que usan este sistema, tanto para hombres como para mujeres. Las cremalleras ayudan para que los pantalones no tengan que ser muy anchos de cintura y que se puedan poner bien.

Partes de una cremalleraLa cremallera se compone de varias partes (¡hasta 12!) y de las cuales destacamos:

- Los topes: tanto el superior como el inferior, que son la parte que frenará la cremallera para que no suba ni baje más.

- El deslizador o cursor, que es la pieza que sube y baja y a la cual se le pone un tirador para facilitar su movimiento.

- El diente: cada una de las partes en las cuales se pega el deslizador para completar su acción.

Hay, empresas líderes como la mexicana TEK Cierres Tecnología, la polaca PERSYL Fabryka Zamków Blyskawicznych, la española Cremalleras Rubi, la mexicana Cierres y Accesorios BBJ KCC Group, Tex Corp, la japonesa YKK, la peruana Corporación Rey o la colombiana Eka Cierres, que fabrican varios tipos de cremalleras como las «cremalleras invisibles», cremalleras metálicas y cremalleras de plástico o de nilón.


Fuentes propias y de:

https://naisa.es/blog/historia-de-la-cremallera-y-usos/

https://es.wikipedia.org/wiki/Cremallera_(indumentaria)