Historia de la falda parte 1ª

23.07.2021

Para hablar de la historia de la falda tenemos que remontarnos casi hasta el inicio de los tiempos ya que se ha comprobado que las llevaban  los primitivos humanos prehistóricos u homínidos en las cavernas. Inicialmente su cometido era para protegerse contra el frío.. Se trataba de un recuadro de piel de animal con un agujero en su parte central y por el que hombres, mujeres y niños, sin diferencia de edad, insertaban su cuerpo y al que lo sujetaban con una cuerda en la cintura alta o hasta en el pecho. Ya en la época de los sumerios, asirios y egipcios, se crearon ciertas diferencias. Los egipcios, por ejemplo, crearon los plisados, y los hombres la llevaban arriba de la rodilla, mientras que las mujeres la llevaban hasta el tobillo, ajustada al talle y con tirantes. Durante el imperio romano, el emperador Constantino comenzó a usar la falda hasta la rodilla, hecha de correas anchas de cuero y bordes, haciéndola de uso común entre todos los soldados romanos. Más tarde el uso de la falda comenzó a ser exclusivo de las mujeres por ser una prenda cómoda y que permitía el movimiento libre de las piernas. Es entonces cuando la falda comienza a transformarse de acuerdo a los momentos históricos, tendencias y necesidades de las mujeres. En la edad media, la falda era de cintura muy alta, prácticamente comenzaba justo debajo del busto y llegaba hasta los tobillos o el suelo. Se fabricaba con telas pesadas y oscuras.