Historia de la falda parte 2ª

30.07.2021

Durante el siglo XIX y principios del siglo XX, la falda se comenzó a llevar más estrecha y algunas incluso muy ajustadas al cuerpo para resaltar las curvas. En los años veinte Coco Chanel propuso otro estilo de prenda, mucho más amplia y corta que facilitaba el movimiento para las mujeres. Así, Chanel logró imponer un nuevo estilo con el llamado "largo Chanel". En la década de los cincuenta vuelve el esplendor, triunfa el "New look" de Cristian Dior. La silueta se vuelve a forzar con una cintura muy estrecha, mucho volumen en hombros, pecho y en la falda que aumenta su vuelo, pero manteniéndose por debajo de las rodillas. Durante los años sesenta, surgió un tipo de falda jamás visto antes, y que perdura hasta la actualidad: la minifalda. Fue creada por la británica Mary Quant, inspirada en los automóviles "Mini". Se caracterizaba por tener un largo que llegaba arriba de la rodilla, algo sumamente escandaloso para la época. Este largo no solo representaba una moda, sino una forma de expresar la liberación femenina de aquellos tiempos. En los años ochenta, noventa y principios del siglo XXI, se dejaron ver diversos tipos de faldas que se inspiran en los diseños anteriores, con ligeras variaciones en el largo, corte o estampado. Sin embargo a principios del 2000, se impuso con fuerza la microfalda, mucho más corta y provocadora que la minifalda.