Historia del dedal

09.10.2021

Un dedal es un instrumento utilizado en costura que sirve para empujar la aguja cuando se da una puntada. Es un utensilio diminuto, de lo más curioso e indispensable para todos los diseñadores de moda y costureros del mundo.

El dedal es un cubilete de pequeñas dimensiones que se inserta en uno de los dedos de la mano, generalmente en el corazón o el anular, y se emplea para ejercer presión sobre la aguja en el proceso de costura. El dedal está fabricado en materiales rígidos como metal, lo que permite empujar la aguja sin pincharse el dedo. Para facilitar la operación, está cubierto de muescas en toda su superficie para apoyar la aguja con seguridad sin que resbale. El dedal masculino es cónico y hueco, está abierto en ambos extremos y su interior es liso. El dedal femenino es cónico y hueco pero está cerrado en su parte más estrecha, interiormente es liso, ambos tienen exteriormente pequeñas hendiduras. 

El dedal es un instrumento muy antiguo que ha sido encontrado en tumbas egipcias. En aquel tiempo los dedales estaban fabricados en cuero y eran utilizados por las reinas egipcias, muy hábiles en el arte de coser y bordar. También se han encontrado dedales fabricados en hueso, bronce o marfil en diferentes países europeos. 

En el siglo XVI eran populares los dedales fabricados en Núremberg, que se vendían en los países del entorno. También fueron muy famosos los dedales árabes españoles, de bronce, en forma cilíndrica. En el siglo XVIII, el dedal constituía un regalo de lujo que los jóvenes de la nobleza hacían a sus novias.

Los dedales también constituyen objetos de regalo y colección. Se trata de dedales artísticos, fabricados en cerámica, que llevan impreso el nombre o la imagen típica de una localidad determinada y que se comercializan en tiendas de recuerdos. 

También se coleccionan dedales históricos característicos de su lugar de origen en función del material o el tipo de fabricación. Poseer la mayor variedad posible de estos objetos menudos y útiles se convirtió en auténtica pasión, tanto que las casas reales de la época rivalizaban en la adquisición de las piezas más atractivas y curiosas. Se pagaron grandes sumas por las piezas más raras.

Las colecciones más importantes de dedales las puedes encontrar en el Museo Arqueológico Nacional y en el museo Marés de Barcelona.

Fuentes:

Propias y de: https://es.wikipedia.org/wiki/Dedal, De KoS - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=5687406